Por C.D. Adriana Martínez

 

¿Te imaginas ir al gimnasio todos los días, sin faltar, hacer ejercicio pero NO ver resultados? El hecho que vayas no quiere decir que te estés ejercitando de manera correcta y eficiente. Lo mismo pasa con la limpieza dental, puede ser que te cepilles todos los días pero eso no significa que lo estés haciendo de la manera correcta. Una higiene deficiente es la principal causa de la aparición de caries.

 

La caries es un problema de salud pública a nivel mundial, se estima que por encima del 50% de los niños que llegan a los 12 años ya ha tenido una caries, que más del 70% de los adultos llega a la vejez sin algunas piezas dentales y que los que se han hecho restauraciones, más del 70% está en malas condiciones.

 

Estos datos preocupan porque la caries es un proceso IRREVERSIBLE y rara vez los pacientes acuden al consultorio para prevenir, lo hacen cuando el problema ya está presente. Debemos tener algo en cuenta: SIEMPRE saldrá más barato y más fácil la prevención que la curación, por esto es importante acudir con el odontólogo de manera regular.

 

Algunos tips que te ayudan a prevenir la caries:

 

  • Mantén buena higiene bucodental
  • Aplicaciones de flúor desde la primera dentición (dientes de leche)
  • La colocación de selladores
  • Evita dulces y bebidas muy azucaradas
  • Procura llevar una dieta equilibrada
  • Cepilla los dientes tres veces al día o después de cada comida
  • Usa hilo dental
  • Usa pasta dental o enjuague bucal que contenga fluoruro
  • Visita regularmente al dentista-odontólogo para una limpieza profesional
  • Para los bebés, es importante limpiarles los dientes con una gasa húmeda.