Por Dentika

La dentición de los dientes permanentes regularmente termina cuando se cumplen 13 años. A esta edad ya se debe contar con 14 dientes superiores y 14 dientes inferiores. Hasta este momento el sufrimiento que representa la muda dental ha terminado, pero llegando a los 17 años comienza de nuevo este conflicto. Prepárate!!

 

No a todos les ocurre pero sí a la mayoría, la erupción de los terceros molares o MUELAS DEL JUICIO (por algo se les llama así) puede suponer problemas.

 

Las muelas del juicio son las últimas piezas que brotan, si lo hacen de manera correcta agradécelo. Cuando esto ocurre, éstas se alinean con los demás dientes y el tejido gingival se encuentra sano, no hay problema y todo fluye perfecto.

 

Pero regularmente no son tan benevolentes (cero novedad), a las muelas del juicio les da por venir en diagonal o emerger parcialmente o ¿por qué no?, quedarse atrapadas debajo de la encía. Estos si son problemas y muy dolorosos.

 

Cuando la “muelita pícara” ha optado por impactar el hueso, no se detiene y busca la manera de brotar a toda costa, incluso a costa de tu alineación dental. La presión que ejerce puede mover los demás dientes, perjudicando la correcta alineación.

 

Si erupciona parcialmente, da oportunidad a las bacterias de introducirse fácilmente y provocar infección: DOLOR, HINCHAZÓN Y FIEBRE.

Un problema que no se ve con frecuencia pero sin duda es grave, es la formación de tumores o quistes alrededor de la pieza dental, que pueden destruir el hueso mandibular y los dientes que se encuentran a su alrededor.

 

Por estos motivos recomendamos la EXODONCIA preventiva y así evitar riesgos innecesarios.

Un examen oral y la toma de radiografías, nos permite evaluar la posición de tus terceros molares y predecir si hay o habrá algún problema. El procedimiento es sencillo y más común de lo que puedes pensar.

 

 

Dentika I Nos gusta que sonrías