Por Dentika

Los dientes son una parte muy importante de nuestra imagen. Si nos falta un diente, nuestra seguridad se ve afectada y también nuestra función masticatoria.

Al faltarnos piezas dentales, todo nuestra dentadura se ve afectada. Los dientes comienzan a moverse y a desgastarse de forma irregular, los músculos faciales se estresan de más  y los problemas de autoestima no se hacen esperar. Es importante atender la ausencia de dientes, así evitas problemas dentales que pueden detonarse a corto plazo.

Las prótesis dentales (fijas y removibles) y los implantes son elementos artificiales para sustituir piezas dentales perdidas.

Prótesis Dental Fija

Este tipo de prótesis se fija en nuestro consultorio y no se retira por el paciente. La estética y duración varía según el material que se utilice.

Las prótesis fijas pueden aplicarse en diente natural y en implante dental.

  • Corona dental. La raíz se encuentra saludable y sirve como soporte para colocar una corona que restaure la función masticatoria y estética del paciente.
  • Puente dental. Reemplazan uno o más dientes, se necesita por lo menos 2 coronas para realizar un puente.

 

Prótesis Removible

La prótesis dental removible es una prótesis que puede ponerse/retirarse por el paciente. Para poder rehabilitar una sonrisa con este tipo de prótesis, es necesario contar con dientes naturales que sirvan como “postes” o  se resuelve con implantes que den soporte.

  • Parcial Removible. Generalmente están ancladas a dientes naturales y son de uso temporal.
  • Completa Removible (dentadura). Se encuentra hecha de resina, reemplaza todos los dientes que faltan. Este tipo de prótesis se realiza para las personas que no tienen ningún diente y tienen contraindicado insertar implantes.
Implante
Es un pequeño tornillo biocompatible de titanio que sustituye a la raíz y se inserta en el hueso, a su vez éste recibirá una corona (parte que será visible) que devolverá la funcionalidad y estética a la dentadura.
El implante es la solución más cómoda, eficaz y duradera indudablemente.
El tiempo que nos toma la colocación del implante en las condiciones adecuadas (estudios previos) son aproximadamente 15 días.
Sus beneficios:
  • Seguridad pues va unido al hueso, no a otros dientes
  • Evita la pérdida ósea al mantener la función en el hueso
  • La sensación masticatoria es similar a la de un diente natural.

La duración de cada tratamiento varía en cada paciente, debido a los cuidados que le brinde. Pero en promedio:

Prótesis fija Corona: 12 años
Prótesis Removible: varía según el cuidado del paciente.
Prótesis fija Corona sobre implante: 12 años
Implante (tornillo de titanio biocompatible): Toda la vida, según los cuidados.

Dentika I Nos gusta que sonrías